La moral de una Guadalajara desinformada

Se cumplió una semana desde que Guadalajara amaneció escandalizada. Desde entonces, los titulares -de medios locales y nacionales- ostentan que en Guadalajara podemos tener sexo en la vía pública sin ir a la cárcel.

El martes 14 de agosto amanecieron los correos electrónicos en palacio municipal a punto de reventar; ese día se discutía la reforma al Reglamento de Policía y Buen Gobierno de Guadalajara. Desde un día antes se desató una lluvia de comentarios -por todos los medios- en contra de la iniciativa; lo interesante es que ninguno tenía que ver con la esencia de esta. Nos escandalizamos (o más bien los mayores lo hicieron) porque supuestamente Guadalajara iba a legalizar el sexo en la vía pública, y eso qué ejemplo le daría a las y los niños, qué pasaría con su moral ¿crecería corrompida?

Los teléfonos no dejan de sonar, desde el 14 a las 9 de la mañana y hasta hoy, con protestas y quejas sobre lo perjudicial que es “legalizar las orgías en la calle”, “permitir que los gays se besen la calle”, “aprobar el aborto en Guadalajara”, “fomentar las marchas gay”. Y cómo no escandalizarnos si tenemos tanta imaginación.

Lo que no se atrevieron a hacer fue a investigar y dejar de lado los prejuicios.

Se aprobaron reformas a 5 artículos del Reglamento de Policía y Buen Gobierno que aterrizan las reformas Constitucionales de derechos humanos de 2011. Protegen y visibilizan los derechos de niños, niñas y adolescentes; de mujeres víctimas de violencia; de jóvenes, periodistas y personas defensoras de derechos humanos.

El sexo en la calle, sigue siendo falta administrativa, ya no contra la moral -porque ¿la moral de quién?- sino contra la dignidad y la convivencia. La diferencia: ahora será necesaria una petición o queja ciudadana para que la policía pueda hacer un arresto, les amarraron las manos; ya no mas revisiones de rutina y, como que no quiere la cosa, un par de mordidas.

Si transformáramos el escándalo por la información reconoceríamos que estas reformas van mucho más allá que una supuesta legalización del sexo en la vía pública y ponen a quienes habitamos y transitamos la ciudad en el centro del quehacer policial (que mucho trabajo tiene además de cuidarnos la moral).

Les dejo otros puntos muy importantes de la reforma:

  • Se reconoce el derecho a la protesta social.
  • Se evita que sean arrestados periodistas y personas defensoras de derechos humanos por documentar el quehacer policial (por tomar videos, fotografías, grabar).
  • Se evita que mujeres violentadas sean sancionadas por solicitar auxilio policial y retractarse.
  • Se evitan arrestos discriminatorios por ejercer el trabajo sexual, y se reconoce el derecho de quienes deciden dedicarse a esto.
  • Se sancionan actitudes violentas contra mujeres, niños, niñas y adolescentes.

Simple: por y para las mujeres. Creyente de que un mundo más justo es posible. Internacionalista y abogada, maestrante en políticas públicas y género.

5 comments on this post

    Muy bien Mariana, te felicito. Solo una pregunta sobren ese tema: se consideró que el Policia puede decir “tenemos una denuncia o queja anónima” y a partir de ello seguir extorsionando a quien se manifieste actos lúdicos en vía pública?..

    Responder

    Hola Javier, las denuncias anónimas no permiten procesar a personas en justicia municipal, sólo proporcionar información para ser investigada. Estas llamadas ayudarán a que la comisaría cree una especie de mapa para detectar zonas y priorizar las acciones de prevención.
    Toda denuncia o queja ciudadana deberá ser registrada ya sea en el Centro de Comunicaciones y Observación Electrónica (CECOE) o firmada por quien solicite ayuda en persona a las y los policías.

    Responder

    Este texto da una explicación nítida del sentido de esta reforma.. en el avance de los derechos humanos siempre hay gritos de alarma basados en desinformación, prejuicios moralistas y ganas de fregar a la o al prójimo antes que tratarlo como a una misma. Es usual que quienes alegan libertinaje y defensa de delincuentes sean quienes menos conocen del tema, y es que es más cómodo seguir en la ignorancia que aprender a convivir respetando. Muy buen texto!

    Responder

    Los parques se convertirán en moteles y los cafés llenos de Gays besándose y los niños y gente con moral que? Que habiliten el congreso como motel y cafés exclusivos para Gays.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *